El hombre con la mente infinita...

Les voy a contar sobre una de las persona más maravillosas que existe en este mundo. Un ser de luz que tiene corazón de oro y mente de extraterrestre. Una persona que solo con mirarte se pierde en el espacio pero sabe perfectamente cómo eres y en mi caso, que estoy pensando. Mi hermano: Pat, como le decimos en la familia y Patch como lo han empezado a conocer en el mundo.


Bueno pues mi hermano es un ser misterioso que vive en su mundo y no sabes si cuando le hablas te escucha o si tiene los pies en la tierra, pero es la persona más aterrizada que conozco estando con la mente en otra dimensión... visionario por naturaleza y por alguna rara razón habla el idioma de la red, de los sistemas, entiende cosas que no cualquier persona entiende y por su noble corazón el mundo para, lo voltea a ver, lo escucha, lo admira, lo contempla y se pierde en su sabiduría porque no sé de donde saca tanta sabiduría pero aunque habla poco, cuando habla, te entiende, penetra en tus neuronas y te contesta justo lo que tienes que escuchar, te guía hacia el camino que debes caminar y te enfoca con tanta claridad que caminas sin preocupación a su lado, sin dudar, sin quererte separar y confiando que todo es posible en este mundo.


Mi hermano, fue la primer persona que me enseño lo que es el verdadero amor. Recuerdo muy bien cuando éramos chiquitos, quizá yo 10 y el 8, y estábamos en la escuela. Lo ví ganar una competencia en las mini olimpiadas del colegio y sentí tal amor y orgullo por él que lagrimas se me salieron de los ojos, lagrimas de amor y de querer estar siempre a su lado para ayudarlo y protegerlo, y eso es lo que he hecho hasta ahora. Aunque él también ha echo lo mismo por mí.


Siempre supe el amor que tenía por mi hermano pero con el paso del tiempo ese amor fue creciendo más y más y un día tuvimos un plan, claro después de muchos desacuerdos y verdades, un plan de poner juntos un negocio. Poner una pequeña tienda de tés con unas extrañas perlas negras para jugar a los empresarios, ver que se sentía y perseguir nuestros sueños. Y creanme, ha sido el mejor sueño que pudimos haber soñado. Así nació Cassava Roots, el tercero de mis hijos, y la mejor experiencia de vida y crecimiento profesional que he tenido y podré tener jamás y lo mejor es que todo, junto a mi hermano. Siempre despertaba y decía, tenemos sin fin de problemas e inumerables obstáculos en el negocio, pero que cool que voy a ver a mi hermano y seguro entre risas y bromas vamos a resolver el mudo entero. Y así era, así fue y así es. No hay cosa que se nos atore ya que todo lo abordamos con amor, humor, humildad y humanidad y todo sale. Nos preocupamos por los demás, por el prójimo, uno por el otro, y al final todo sale. Salió Cassava, salió este blog, ya que Patch me dijo y ¿porque no escribes un blog para que todo se quede plasmado en Internet para siempre? Así funciona él, esas son sus ideas, no ve lo pequeño sino lo inmenso de la vida. Yo me puedo ahogar en un vaso de agua y él flota en la inmensidad del mar y así, se creó la mejor relación de hermandad que cualquiera puede tener.


No nos importa qué piensen los demás, ni si creen que estamos locos o demasiado cuerdos, porque muchas veces sí enloquecemos y es esa locura, la que nos libera y nos ayuda a crear y ser auténticos y eso es lo que caracteriza nuestra alianza de hermandad. Esa alianza que se arriesga a lo desconocido, a lo que crea un rush en la sangre y que al principio asusta, pero es una adicción por la aventura la que nos lleva al precipicio de emoción y creación y aprendizaje y juntos tenemos esa valentía que nadie para y nadie apaga, una valentía a ser vulnerable y tocar nuestra esencia, la esencia auténtica que cuando tocas, todo se expande y todo se aclara. Y esta hermandad fue la que me acompañó cuando todo iba bien en mi vida y me acompañó cuando todo se fue en picada, y ahora me acompaña en la energía de amor y conexión que tengo con mi hermano porque como ya saben, antes de despertar pues vivía dormida, dormida, pero feliz y mi hermano si es alguien que despertó hace mucho, creo yo, pero entonces pum! a mí se me cae el mundo encima, se enferma Alexis y en la primer persona que pienso es en mi hermano, en Pat. Pienso, Pat me va a ayudar a salir de esta, me va a ayudar a alinear la realidad, a sacudir la tristeza, a salir del precipicio del que antes veía muy clara la salida y ahora todo es oscuridad, me va a ayudar a enfocar todo lo que está pasando y actuar, a darme esperanza o a explicarme que la vida así es pero que sigo siendo fuerte y puedo superarlo. A estar conmigo de lejos, siguiendo mis pasos y sosteniéndome de la mano cuando sentía que era imposible dar el siguiente paso por miedo, por agotamiento.


Y entonces pasa, Alexis muere y me vuelvo a ahogar ahora en un vaso de agua más profundo, no sé si regresar a Cassava Roots, no sé si regresar a México, no sé en que enfocar mi energía, y mi hermano me alienta a regresar a la superficie para seguir adelante, para no retroceder, para no mirar atrás y eso es lo que los hermanos hacen. Y es por eso, que ahora me muero de tristeza por saber, que Marcelo perdió a Alexis, a su hermano, a su cómplice, a su gran aliado en esta vida, a su primer gran amor y mejor amigo. Yo no sé que haría sin mi hermano y pues Marcelo ahora tiene que aprender a vivir sin el suyo y ¿como le enseño? Y de repente me doy cuenta que no le tengo que enseñar nada, que Marcelo me enseña a mí. El ya sabe que Alexis camina junto a él para guiarlo y acompañarlo en cada momento, en cada paso que da y dará en su vida. Tampoco lo ve, pero sé que lo siente y siente ese gran amor que sentimos por los hermanos y sé que ahora escucha a Alexis en su corazón. Y yo, yo confundida y preocupada, volteo a ver a Marcelo, y veo fortaleza, inocencia, inteligencia, determinación y al ver sus ojos, lo que veo es a Alexis encarnado en su esencia, en su alma y en su corazón.


Gracias Patch por tanto, te adoro.








823 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo