Un mes sin ti ¿y luego qué?

Actualizado: 22 oct 2021

Todos dicen que el tiempo cura las heridas, la tristeza y no es que empieces a olvidar sino que se transforma el dolor en algo más, ¿una añoranza quizá? Pero hoy, 21 de octubre 2021 que Alexis cumple un mes de haber partido a otra dimensión, a otro mundo, cada día que pasa es más difícil que el anterior porque para mí, es un día más sin él. Sin ver sus ojos, su sonrisa, escuchar su hermosa voz y me dicen que todo va a pasar pero ¿cuándo? ¿Cuándo haya pasado 1 año sin él? Un año!!! ¿Pero qué voy a hacer yo un año sin mi niño?


Y luego pienso en todas las enseñanzas que me dejó Alexis. Increíble. Gracias a él, veo la vida de una forma totalmente diferente. Ya les conté, que antes de su enfermedad yo vivía dormida, vivía en una vida inconsciente, rutinaria, en donde todo lo que hacía lo hacía porque era lo que debía hacer y no lo que yo había escogido hacer, realmente, conscientemente hacer. Todos los paradigmas que te enseñan desde que naces, se impregnan en tu esencia y crees que eres tú, y que de alguna manera no hay nada más. Pero entonces, pum! Despiertas... claro, por el dolor y madrazo que te da la vida, pero como sea despiertas y te encuentras con una vida diferente, a veces gris, a veces con una infinidad de colores, formas, sensaciones y olores y una vida en donde los paradigmas no existen. Lo que existe es el Amor puro e incondicional, y te empiezas a preguntar ¿porque tengo que ir todos los días a trabajar ahí si no me gusta? O ¿porqué tengo que vivir en este lugar? ¿sólo porque nací aquí y es lo que conozco? O ¿porqué me tengo que vestir así si me siento mejor con esta otra ropa? Me inundo de preguntas de porque esto y no lo otro y me doy cuenta que hoy puedo conscientemente decidir que quiero hacer. Despierto a un mundo de infinitas posibilidades en donde quizá no es el futuro que veía para mí, pero es un futuro de grandeza y abundancia infinitos que al final me llevan a experimentar el más grande amor que jamás haya sentido, el amor por Alexis, por Marcelo y por mí. Por mi ser elevado que me cuida y me guía todos los días. Ese ser espiritual y energético al que he empezado a escuchar, a amar y del que ya no me puedo separar. Un ser conectado con la energía del universo, con un pulso de vida que me dice que Alexis ahora se ha vuelto parte de mi, se ha fusionado con mi existencia y lo escucho en cada paso que doy al caminar, en cada palabra que sale de mi boca, en el viento que siento en la cara cuando salgo a caminar y en la sonrisa de cada persona que se cruza por mi andar.


Es en este intercambio de ideas, de conexión con otras personas, cuando cruzas la mirada con otras seres que te topas en la calle, que veo la inmensidad de este mundo y la riqueza de los corazones y es ahí donde veo a Alexis en todo y en todos. Lo siento, lo vivo y me uno a la conexión de agradecimiento que nos une a él, a mi y a todos con la madre tierra, en donde entrego todo mi ser a la energía divina del universo y es en esta entrega cuando el mundo empieza a tener sentido, cuando la vida sin Alexis empieza a agarrar forma porque estoy viviendo a través de él, con él y junto a él y pues eso si que el tiempo no lo va a poder cambiar, solo enriquecer. Porque en esa dimensión no existe tiempo ni espacio, solo Amor. Ahí es donde siento mi amor infinito por Alexis, sin tiempo, sin espacio, solo existe, se siente y mi ser elevado se conecta al espíritu de Alexis y al de Dios.


Quizá estoy loca, no lo sé, muchos quizá lo piensan, pero es en esta locura que encuentro la paz mental, en esta conexión con el Universo que encuentro la calma y donde siento la esencia de Alexis y si es en la locura que voy a vivir despierta, pues entonces estoy feliz de haber enloquecido.


Por siempre, te amo.

Mami




5719 visualizaciones10 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo